Blog

Home  /  Uncategorized   /  Nuevas clases de Pilates y Yoga

Nuevas clases de Pilates y Yoga

Todos lo lunes, miércoles y sábados podremos disfrutar de nuevas clases de pilates y yoga en MDS.

¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud en general. El yoga se desarrolló como práctica espiritual hace miles de años. Hoy en día, la mayoría de la gente en Occidente practica yoga para hacer ejercicio y reducir el estrés.

El Hatha & Vinyasa yoga es una disciplina tradicional muy completa que busca la conexión entre el cuerpo y la mente. Libere el estrés practicando sus asanas y meditando.
Parada. Respirar. Relajarse. Conéctate contigo mismo. Deshazte del estrés del día. Una disciplina tradicional que busca la unión entre el cuerpo y la mente en el momento presente. Una práctica ideal para quienes quieren alcanzar un estado de calma y concentración. Desde sus orígenes en la India, el yoga ha evolucionado y se ha dividido en varias corrientes. El hatha yoga, una de ellas, es una de las disciplinas más extendidas en el mundo, ya que combina el esfuerzo físico y la meditación.

Yin yoga es una práctica lenta de asanas, cuyas posturas se realizan normalmente en el suelo, y se mantienen pasivamente por un período de tiempo entre 2 y 5 minutos aproximadamente, logrando así un amplio estiramiento, calmando nuestra mente y nuestro cuerpo. Gracias a esta delicada práctica podemos lograr agradables sensaciones de bienestar, perfectas para desconectar, disfrutar y relajarse. Se trata de permanecer quieto y moverse lentamente entre una postura y otra.

¿En qué consiste el pilates?

Es una disciplina que se basa en el desarrollo de los músculos internos que ayuda a mantener el equilibrio corporal y que da firmeza y fortalece la columna vertebral. Por eso mismo, el pilates es un método que se suele utilizar para rehabilitación, curar el dolor de espalda o corregir la posición corporal. Además, su práctica cuando no se tienen molestias cervicales o lumbares ayuda a prevenir malas posturas y las consecuencias que puedan tener para la espalda. El pilates se puede hacer con máquinas, en el suelo y con o sin accesorios. La práctica más habitual es ir a una clase grupal en la que un monitor establezca unos ejercicios. También existen otras individuales personalizadas para aquellas personas que necesitan ejercicios más específicos.

POST A COMMENT